Un Australiano, un Argentino y un Ingles se encuentran en un bar...

                        

Ver en Español 

Banned FTC se formó en 2015 cuando un cantante y compositor de BritRock Harris se reunió con un multi instrumentista argentino influenciado por el reggae y ska, Esteban, en una noche de zapada en un bar para mochileros en Noosa. La fusión del rap / nu-punk y el rock de Harris con las raíces de reggae y ska de Esteban creó una sensación contagiosa y distintiva, produciendo un sonido muy particular y con mucha energía.

Si piensas que Harris se te hace familiar es porque puede que lo hayas visto antes. Él ha estado en programas de televisión, publicidades, cortometrajes y películas. Es por eso que en el escenario brinda mucha dinámica logrando un show mucho más interactivo. Lo has visto en algún lado? cuéntanos dónde y postéalo en nuestra cuenta de Instagram o Facebook.

Esteban siempre tuvo mucha confusión, no sabe si es un bajista o guitarrista, le encanta el poder de los graves y su parte rítmica pero también se hunde en la libertad y expresión que se siente cuando hace los solos con la guitarra. Fue a terapia con su psicóloga y no sirvió de nada, ella todavía insiste en que él la invite a cenar. Entonces él pensó, “POR QUE NO LOS DOS!” Seguramente te has preguntado que es lo que hace, en un comienzo esta tocando unas bases rítmicas muy pegadizas con el bajo y después el mismo instrumento suena como si estuviese tocando con una Gibson SG que está en un poster pegada en la pared de tu cuarto. Entonces cómo lo hace? ven a los shows y quizás lo puedas descubrir, o tal vez no.

Qué es lo que hacías cuando tenias 14 años? Max ya estaba tocando en bares en las zonas con más movida nocturna de la ciudad de Brisbane, sacando ampollas en las manos tocando para cientos de personas pasadas de fiesta y alcohol. Su increíble técnica y habilidad rítmica a su corta edad era una señal que estaba preparado para todo lo que vendría. A la edad de 16 años ya estaba listo para salir de gira con la banda por el Reino Unido que incluiría importantes shows tales como Flanagan’s Apple (el famoso bar de los Beatles), Whiskers en Newquay y The Hope and Anchor en Londres.

Uno de los momentos destacados de sus conciertos son los solos de batería llenos de potencia de Max que producen una conexión total y única con el público. Esto se ha convertido en un ritual para la banda, el cuál es siempre pedido por sus incondicionales seguidores.

La extraña personalidad de la banda se hace notar cuando comienzas escuchando una canción de ska que termina convirtiéndose en reggae y el siguiente tema empieza con melodías de ska rock y culmina con un estilo funk muy pegadizo. Tocan duro, te hacen bailar con su estilo pero también te llevan a la realidad con historias verídicas que nos pasan día a día, o mejor dicho, noche a noche.

Sus letras en Inglés y Español, los juegos de voces y armonías, su intensidad y empuje sumado a una presencia muy notoria en el escenario la banda tiene una dejo con sabor a Chilli Peppers y un groove estilo Sublime.

Autogestionados, autofinanciados, totalmente independientes y orgánicos esta banda es guiada por pasión por la música, actitud de darlo todo en cada momento y lugar y por la ambición de hacer lo que más les gusta.
Ellos comienzan la fiesta, quien sabe como termina la noche, hey, let’s all get Banned!